El H. Consejo Técnico de la Facultad de Filosofía y Letras tiene el deber ético de pronunciarse ante el creciente agravamiento de la crisis nacional. En consecuencia, y de acuerdo con la información disponible sobre los acontecimientos del sábado 15 de noviembre en las inmediaciones del Auditorio Justo Sierra, los consejeros de la Facultad consideramos que estos hechos se inscriben en la delicada situación política y social generada por los crímenes perpetrados el 26 de septiembre del año en curso contra los estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” y otros ciudadanos de Guerrero.

Con base en estas premisas, los consejeros hacemos un llamado a la comunidad para mantener viva la memoria de tan nefandos crímenes y reforzar su compromiso humanista ante las secuelas políticas y sociales que de ellos dimanan. Exigimos la procuración de justicia, el cese a la impunidad y el respeto pleno a los derechos humanos fundamentales y a las libertades civiles, tanto de cara a las causas principales de la actual situación como a toda otra circunstancia. Asimismo, ratificamos la exigencia de que sean presentados con vida los 43 normalistas desaparecidos por la fuerza, al tiempo que reafirmamos nuestra solidaridad absoluta con sus familiares y allegados, así como con las personas que fueron aprehendidas en el contexto de la manifestación del 20 de noviembre pasado, entre quienes se encuentran cuatro estudiantes de nuestra Universidad, uno de ellos del Posgrado en Letras.

De igual manera, hacemos un exhorto para evitar un deterioro mayor de la situación del país y condenamos la violencia como método de acción política o supuesta vía para aplicar la ley, dirimir discrepancias ideológicas y superar agravios. Los consejeros técnicos de esta Facultad instamos también al Consejo Universitario a emitir un pronunciamiento institucional sobre la situación del país en el presente. Por otro lado, exigimos a las autoridades universitarias competentes una explicación rigurosa sobre la presencia, el 15 de noviembre, de personal de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, en compañía de personal de la Unidad de Apoyo Jurídico de la Universidad, dentro de nuestra institución. Consideramos que las disculpas ofrecidas por la Procuraduría no atenúan la gravedad de estos hechos y condenamos sin ambages la actuación de su agente, quien hirió con su arma a dos personas —una de ellas estudiante de nuestra Facultad— y una perra. Expresamos también nuestra profunda preocupación por las acciones de un grupo de embozados que, el pasado 20 de noviembre, irrumpieron en la Facultad y causaron alarma entre quienes permanecían dentro de nuestras instalaciones durante el paro programado para esa fecha.

Los miembros de este Consejo exigimos respeto irrestricto a la autonomía universitaria, condición indispensable para que la UNAM realice las funciones que le son inherentes y siga al servicio del país y de la humanidad, como lo establece su legislación. Finalmente, demandamos que las instancias universitarias responsables garanticen en todo momento la seguridad de su comunidad.

*P.d.: Poco después de la aprobación de este comunicado por el pleno del Consejo Técnico, aconteció la violenta y arbitraria aprehensión de Sandino Bucio Dovalí, estudiante de la carrera de Filosofía en nuestra Facultad. Los miembros de este cuerpo colegiado expresamos nuestra condena absoluta a este hecho y a actos similares, los cuales presentan claros visos de intento de desaparición forzada. Tan repudiables acciones se inscriben a todas luces en lo que se ha descrito en el anterior comunicado, por lo que exigimos se identifique a los responsables, se les someta al debido proceso jurídico y se les sancione conforme a la ley.

“POR MI RAZA HABLARÁ EL ESPÍRITU”
EL H. CONSEJO TÉCNICO DE LA FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

.

Al Gobierno de México en todos sus niveles
A la sociedad civil y al pueblo de México en general.

Adhiérete a este manifiesto www.filosoficas.unam.mx/~sincrimen

1. El crimen cometido contra estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, en septiembre pasado, fue un crimen de lesa humanidad (según definición del Artículo 7 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, ratificado por México en 2005) cometido, propiciado y facilitado por acciones y omisiones de servidores públicos en el ejercicio de sus funciones, quienes desde hacía tiempo actuaban en contra de los estudiantes normalistas. El crimen puso a la vista la red de complicidades que ha imperado desde hace tiempo y sigue imperando en el Estado de Guerrero y en mayor o menor medida en el país entero, red en que tienen parte organizaciones criminales, autoridades de gobierno de prácticamente todos los niveles, miembros de distintos partidos políticos e intereses privados de diversa magnitud.

.

En memoria de Raúl Álvarez Garín

Es muy importante lo que está sucediendo, desde hace ya demasiado tiempo, en el Instituto Politécnico Nacional. Y lo que está sucediendo no es ni remotamente lo que se dice en la prensa o lo que algunos de nosotros, con muchos afanes, logramos expresar: que no queremos el nuevo reglamento, que no queremos los nuevos planes de estudio, que no queremos ser técnicos, sino ingenieros, que somos burros pero no pendejos, etcétera, etcétera. Tampoco es cierto que este grave problema se arreglaría con solo culpar a fuerzas “externas” al Instituto, ni con "congelar" el Reglamento (ya aprobado) por un año, ni con “suspender” la aplicación de los nuevos planes de estudio por un tiempo, ni con defenestrar a algún alto funcionario Politécnico, ni con que le otorguen la autonomía al IPN, etcétera, etcétera. El asunto es mucho más complicado que eso y requiere entonces de un análisis más detenido.   

La realidad es que el Instituto Politécnico Nacional -en especial desde 1968- a través primero de todos los gobiernos priístas y después por los dos gobiernos panistas y ahora por el actual gobierno priísta de Enrique Peña Nieto, nuestro Instituto ha estado sometido a una gran cantidad de ataques y presiones que amenazan ahora llevarlo a un colapso definitivo. Por un lado, la comunidad politécnica -especialmente la estudiantil- ha estado sujeta, desde entonces a un trato despótico y un sometimiento como castigo y en prevención de posibles rebeldías como las expresadas en aquellos tiempos. ¡Los estudiantes deben estudiar! decía entonces Gustavo Díaz Ordáz y, desde entonces, los jóvenes politécnicos son tratados como delincuentes y solamente son “atendidos” por funcionarios menores y, últimamente, por los agentes de la Policía Bancaria e Industrial o por los Granaderos del D.F. Los profesores, especialmente los jóvenes maestros de nuevo ingreso, son tratados de manera prepotente y sin ningún interés tanto por las autoridades como por sus propios sindicatos. Los trabajadores del Instituto son cada vez más escasos y han estado siendo desplazados por otros trabajadores explotados por empresas de “outsourcing”. Los egresados del Instituto no reciben ninguna consideración por parte de las autoridades del IPN e incluso, los profesionistas politécnicos que laboran al interior, como docentes o administrativos, ven cada vez más disminuidas sus posibilidades de escalar los altos niveles de dirección dentro del Instituto porque las sucesivas autoridades promueven preferentemente a profesionistas procedentes de otras instituciones educativas. Con el advenimiento de las “reformas estructurales” –educativa, del trabajo, financiera, telecomunicaciones, energética, etcétera- y sus resultados inmediatos de privatización de los recursos energéticos, minerales y naturales y con la práctica desaparición de PEMEX, CFE y la entrega del petróleo y los energéticos en manos de las empresas y gobiernos extranjeros, el IPN se encuentra actualmente ya cuesta abajo y en una crisis altamente destructiva. La crisis actual del IPN, se inscribe entonces en la crisis por la que está pasando todo nuestro país.

.

Reclusorio Preventivo Molino de las Flores
Texcoco, estado de México a 6 de Octubre 2014

Compañeros y Compañeros

Hermanas y hermanos

Este fin de semana ha sido, como todos los días malditos de la cárcel, intensamente dialéctico, formidable y mortificante, gozoso y triste.

El viernes se fundó en el Colegio de posgraduados la Red de intercambio de saberes comunitarios para el Desarrollo Local Sustentable; se reunieron y dialogaron muchas personas, estudiantes, académicos, líderes y ciudadanos , se  expusieron emociones y conceptos  de alto valor para una nueva criatura a la que debemos crecer y alimentar para hacer frente a la destrucción y deterioro que vive la gente pobre, las comunidades necesitadas y los ecosistemas del mundo, para unir fuerzas y talentos como ejercicio amoroso de expansión de la vida y la conciencia; albricias para todos los participantes, felicidades por su compromiso y porque actuaron prudentemente ente el abyecto autoritarismo del Colegio de Posgraduados que censuró y obstaculizó la  realización del evento como estaba programado.

.

Considerando:

  1. el deterioro general de la vida social y económica en México y, por tanto, de la salud psicológica de los mexicanos;
  2. la creciente violencia social asociada al aumento del negocio del narcotráfico y de la drogadicción;
  3. el incremento notorio en las tasas de suicidio y depresión particularmente entre los jóvenes;
  4. la expansión de enfermedades terminales y degenerativas y de padecimientos vinculados a estados continuos de estrés y tensión emocional;
  5. la falta de oportunidades de trabajo y desarrollo para personas y colectivos;
  6. la desatención progresiva a la crianza, a las relaciones de pareja y a la vida familiar;
  7. el abandono de la vida cultural y los enfoques obsoletos que se imponen a los procesos educativos desde una  óptica limitada y monopolizada de las necesidades personales y sociales por los centros de poder mundial;
  8. que la psicología en México ha dependido de conceptos, técnicas y metodologías provenientes de contextos muy diferentes a las realidades y a las características culturales de nuestro país y de América Latina;
  9. que desde hace más de 10 años se viene produciendo la conformación de redes y articulaciones entre instituciones, organizaciones y psicólogos de varios países latinoamericanos;
  10. que se requiere la formación de psicólogos creadores de conceptos, metodologías y técnicas originales que den respuesta a necesidades prioritarias, estratégicas y dinámicas, a corto, mediano y largo plazo;
  11. que es necesario generar psicólogos capacitados para el diálogo científico y profesional entre los diversos enfoques, evitando el dogmatismo, mediante el aprendizaje cooperativo y creador, sustentado éticamente;
  12. la importancia de que las políticas públicas tengan como referencia a  los conocimientos psicológicos y a las aportaciones de los investigadores y profesionales de la psicología,

las instituciones de enseñanza e investigación, organizaciones profesionales y psicólogos abajo suscritos, hacemos la presente

C O N V O C A T O R I A

para la

ASAMBLEA CONSTITUTIVA del CONSEJO MEXICANO DE PSICOLOGÍA

que se realizará el jueves 23 de octubre de 2014, de 4 a 7 pm en la Universidad de Ixtlahuaca, ubicada a 30 kilómetros al sur-poniente de Toluca, Estado de México, en el contexto del III Congreso de ALFEPSI, con base en el siguiente orden del día:

.