Elecciones e impunidad

Reclusorio Molino de las Flores
Texcoco, Estado de México a 1° de Junio de 2017.

DESCARADA IMPUNIDAD

Hermanos y hermanas, compañeros y compañeras:

Decenas de profesores y profesoras de las Preparatorias 55, 171, 224 y Universidad Revolución se dieron cita el viernes pasado en la Subprocuraduría de Texcoco para pedir cuentas a la Fiscalía Especializada en Delitos cometidos por Servidores Públicos respecto a la denuncia que hicimos desde Enero de 2016 contra el médico Forense Jesús Morales Ramírez por malversar la información de un libro de toxicología para justificar su dictamen de necropsia, con el que se me acusó de homicidio. Gracias a tod@s. Una comisión fue recibida por la Licenciada agente del Ministerio Publico encargada del caso, quien sostuvo que no han determinado ningún procedimiento porque el Juzgado Penal no ha enviado la copia certificada de mi expediente.

El pasado lunes 29 de Mayo tuvimos la audiencia número 82 en el Juzgado Penal, ahí nos fue entregado copia del acuse con el que se demuestra que el Juzgado entregó a la Fiscalía Especializada en Delitos cometidos por Servidores Públicos de Texcoco, la copia certificada, desde el día 22de Marzo de 2017.

Es clara y descarada la impunidad en la que se pretende dejar mi denuncia. Llevamos un año cinco meses esperando que se haga alguna resolución y aunque hemos aportado todos los elementos necesarios para que la Fiscalía no tenga que investigar nada, como es su obligación, y me defienda conforme a derecho corresponde, siguen dando largas y burlándose del principio constitucional de la justicia pronta y expedita.

No es todo, por otro lado, en la audiencia también se volvió a postergar el cierre del proceso porque no se ha determinado que el Poder Judicial del estado de México asuma su responsabilidad de designar y pagar a un perito tercero en discordia en toxicología, sino que sigue esperando que lo haga otra institución. Solo falta una última junta de Peritos con lo cual concluiría el Juicio, pero como es evidente, lo que les interesa es alargar y alargar el proceso, prolongar y prolongar la tortuosa prisión.

CARCEL SOBREPOBLADA Y SIN AGUA

Los días pasan con horas espesas entre el fétido aroma del excremento en los baños y letrinas, y entre la lucha por el agua. Bañarse, lavar ropa y apartar agua para beber depende de ganarle a los demás y llenar los garrafones de PET (mamilas) que cada quien va preservando como su más preciado tesoro. Dicen que el Ayuntamiento de Texcoco exige que el reclusorio pague su deuda; que se tiene que comprar agua en pipas; que se secó el manantial de San Miguel Tlaixpan.

No lo sabemos, solo entendemos que no estamos preparados para sobrevivir la sequía severa y que ésta cárcel como todas las casas, las instituciones y poblaciones en México, desperdiciamos inhumanamente el preciado líquido, no se diga el que nos cae del cielo.

Pero somos una cárcel certificada con protocolos internacionales que en este mes de Junio debe acreditar la re certificación y por ello está latente, todas las noches, la amenaza de los traslados masivos, que aquí llamamos “vuelos”, como ocurrió el año pasado, procedimiento ilegal que nos causa espanto a todos.

ELECCIONES Y MAL AUGURIO

Se acaba el sexenio de Eruviel, sucesor de Peña Nieto y éste a su vez de Montiel. Se disuelven dieciocho años de gobierno con discursos de triunfos y progresos, con las aspiraciones frustradas de la oposición y con la realidad cruda, cruel, dolorosa del trajín cotidiano de los mexiquenses.

Los partidos políticos alcanzan su orgasmo en las elecciones y le llaman fiesta de la democracia. Para ellos la votación es el acto más necesario. Unos quedan satisfechos porque prolongarán un periodo más el placentero néctar del presupuesto y otros quedan en coito interrumpido esperando que la siguiente sea la buena. Pero cuanto más cueste la elección y cada sufragio, el nuevo gobierno lo cobra a la sociedad con más sadismo e indiferencia, como a la amante que nada reclama y que en su enfermiza sumisión le placen los sufrimientos: el abuso, la violencia, la represión, la mentira, el enriquecimiento, rasgos todos del grupo en el poder.

Para la sociedad, acostumbrada al estado de crisis progresiva, lo necesario es despertar y actuar en el diseño y dirección de su destino, en función de su interés legítimo y sus potenciales transformadores. Lo necesario es dotarse de las capacidades para resolver sus problemas sin depender de la ambición electorera y de la ineptitud gubernamental.

Elegir o no elegir al gobernante, ese no es el dilema.

El desafío que nos impone la historia es que curemos la ceguera y el temor para salir a la calle a defender nuestra voluntad, nuestro territorio, nuestra vida, nuestro derecho a existir, nuestra comunidad en paz, nuestros hijos y nietos felices. Todo eso que no se defiende en una urna.

Si el 4 de Junio queremos hacerlo útil, no demos un voto que les conceda seis años en la cama de los placeres, demos un voto que abra las puertas hacía otros caminos. Pero no olvidemos, que quedan todos los días del año para luchar verdaderamente, para construir, para vigilar, para inventar y sustentar con firmeza nuestra dignidad y nuestro valor, nuestra sociedad justa y respetuosa de la naturaleza y el ambiente, nuestro prójimo y nuestra conciencia.

¡Que florezca la libertad y se multipliquen los caminos de lucha!
¡Nos faltan 43!
¡Hasta la victoria CNTE!

Oscar Hernández Neri
www.niunpresuntoculpablemas.org