Reclusorio Molino de las Flores
Texcoco, Edo. México a 23 de Febrero de 2015

Compañeros y Compañeras
Hermanos y Hermanas
Atenea, Torna y Vril.

Pasó mi aniversario 49 y ese día la cárcel se hizo un poco más desolador, las noticias decepcionantes un poco más amargas y las penumbras un poco más obscuras. Pero todo toma su incierto cause: me abrazan las horas sordas leyendo, escribiendo, platicando, ejercitándome; salgo a correr para empujar al tiempo y para que no me alcance el olvido.

La última audiencia fue inútil porque no pudieron asistir mis abogados; espero la siguiente el día 26, en tanto, se enfila otro capítulo de mi defensa legal. Me aliviana nuestro taller educativo, imprescindible, edificante, los libros que con amor me han mandado Vika, Lilia, Giovanni, Víctor, Lety, Alma, Karina, Claudia, Chucho, Isidro, Murueta; los mensajes y cartas de la banda (cada día menos) que me trae mi gran abogada; y, mis maravillosas visitas de martes y sábados.

.

Texcoco, Estado de México a 10 de septiembre del 2014

Compañeros y compañeras del Plantón
Queridos acompañantes de esta audiencia
Hermanos y hermanas:

Les saludo con el respeto y el cariño de siempre. Gracias por su presencia y apoyo.

Les comparto mi optimismo y mi pesimismo, no sin avisarles que estoy bien en general; estos días he estado leyendo, escribiendo, dibujando, meditando profundamente y dialogando con distintas personas interesantes. También estoy yendo a la escuela, al “taller educativo” donde habemos internos que han concluido bachillerato a que tienen algún grado de estudios superiores, ahí tengo bajo mi responsabilidad una sección del taller que corresponde a Metodología de la Investigación: para mí es muy estimulante esta actividad, aquí estoy pulsando con toda claridad el valor del aprendizaje, de la información científico técnica y sobre todo de la didáctica; hay que enseñar sin libros, sin copias, sin gises de colores, sin computadoras, sin internet, y hay que hacerlo con procesados y sentenciados que llevan desde dos meses hasta diez años presos.           

Estoy optimista porque hemos tramitado al amparo contra el auto de formal prisión que me dictó el Juez Sergio Berinstain y que confirmaron los magistrados de la penal. En ese amparo estamos exigiendo mi libertad porque tanto el juez como los magistrados violaron el debido proceso y mis derechos humanos, atentando contra la Constitución y abusando de su poder arbitrario.

.

Ayer (11 de junio) fue mi cuarta audiencia en el Juzgado Primero del Reclusorio Molino de Flores.

Me bañe y afeite a las 7:30 con agua fría , afortunadamente está tibia, luego en la celda – mi cantón en el Área Verde – permanezco junto a 18 internos encerrado esperando el pase de lista y cambio de custodio. Impaciente espero el grito del estafeta (mensajero que vocea los nombres a grito abierto para que todos los internos escuchen en los distintos dormitorios) eseeee Neeriiii.

Esa es la señal para salir de la celda, luego salir del Área Verde, pasar la exclusa, salir de la reja hacia el edificio de juzgados y llegar a  la rejilla de prácticas. En cada paso hay custodios abriendo y cerrando candados.

Ya llegó mi abogado y dos testigos, los veo detrás de la vidriera protegida por una reja metálica de celosía. También está el secretario que escribe en el teclado teniendo el monitor frente a sí y frente a mí. Solo hay un círculo de 20m de diámetro en el vidrio por donde se puede hablar y escuchar al exterior. Me saludan, los saludo. Siempre se agita el corazón cuando veo a los míos, se me  hace un nudo en la garganta.

Van llegando profesores, estudiantes, viejos conocidos de otras escuelas, compañeros que no sospeché que podría ver. Me sorprende tanta gente detrás del mostrador que limita la entrada a la oficina del juzgado. Los saludo, las saludo levantando mis manos; cómo quisiera abrazarlos, estrechar con fuerza sus manos. Es un gusto que no puedo gritar porque se me tapa la garganta conmovida. Siento un poco de pena que vean mis lagrimales sin control.

.

Llevo casi cuatro meses viviendo la cansada espera de salir, para abrazar a mis compañeros y compañeras del plantón y a los que se han empeñado todos los días por mi libertad. Una espera a veces tensa, a veces dolorosa, en la que no me atrevo a pensar futuros, no sea que se me concedan. Aquí no se desea ningún mañana. Y sin embargo hay mucho por hacer.

.

El día 30 de abril del año 2014, a las 22:20 hrs., sobre la Av. México-Texcoco, a la altura de San Jos...é km 28.5, el profesor y defensor de Derechos Humanos, Oscar Hernández Neri, fue interceptado y detenido saliendo de una tienda OXXO, por dos individuos no identificados y sin uniforme de corporación policiaca alguna, quienes sin presentar orden de aprehensión lo subieron a un automóvil particular del que no se tienen más datos. Cabe mencionar que el profesor Oscar iba con una compañera, a quien empujaron para apartarla del profesor, indicándole únicamente que lo trasladarían a Texcoco.

.

Texcoco, Edo. Mex. A 21 de Julio de 2014

Ciudadanos,
Compañeras y Compañeros
Sector Educativo Independiente
Consejo de Transformación Educativa
Consejo de Organizaciones Alternativas
Organizaciones Solidarias.

 

Les saludo fraternalmente desde la prisión y les pido su ayuda solidaria.

Fui ingresado al Reclusorio Molino de las Flores el día 1 de Mayo pasado, por una infamia  urdida en la Procuraduría Mexiquense, el supuesto homicidio de una mujer en el 2007. Aunque hemos demostrado que no pude haber estado en el tiempo y lugar en que murió, se me dicto auto de formal prisión, y en éste  el Ministerio Público pide para mí de 45 a 75 años de cárcel.

La ignominia del Gobierno Mexiquense y su sistema de justicia se multiplica con funestos efectos, pues además de estar privado de la libertad en un infierno, tengo que demostrar mi inocencia pagando abogado defensor y pagando peritajes que evidencien el absurdo y ridículo delito que me construyeron. Además, debo mantener a mi familia y los gastos que representa mi encierro.