1. Las modificaciones educativas que se han realizado en las últimas décadas han llevado a las escuelas a abandonar la formación patriótica y humana en niños y jóvenes para supeditarse cada vez más a la racionalidad económica y a intereses político-electoreros de un pequeño grupo. No existe un proyecto de engrandecimiento y de desarrollo social y cultural del pueblo mexicano que sea el punto de referencia para orientar las acciones educativas.
  2. Al menos desde 1982 y hasta la fecha, quienes han estado como responsables de la educación nacional no cuentan en su trayectoria con pensamiento, obra o experiencia educativa destacada antes de ser  nombrados como Secretarios de Educación Pública. La gran mayoría de ellos no se habían ocupado de manera prioritaria del tema educativo antes de su nombramiento y han durado un promedio de 3 años en el cargo..
  3. La “Reforma Educativa” 2013 se apega a directrices internacionales relacionadas con el tema de la calidad educativa que equivocadamente suponen que la evaluación estandarizada de docentes y estudiantes es el elemento fundamental para mejorar dicha calidad, sin que haya evidencia para ello y sin un proyecto pedagógico y educativo que dé contexto y sentido a dichas evaluaciones. Una pseudo evaluación así constituye solamente un instrumento de control y discriminación de quienes no se someten a la ideología del instrumento.
  4. Sin reflexionar sobre la formación de maestros, de la que el propio Estado es responsable y de la que son producto, la “Reforma Educativa” 2013 pretende simplemente establecer concursos de oposición de dudosa probidad para seleccionar a quienes ocupen una plaza de docente, segregando de la posibilidad de empleo en el sector público a quienes estudien para ser maestros y no resulten ganadores, los que, obviamente, siempre serán la mayor cantidad.
  5. La “Reforma educativa” 2013 hace recaer sobre los docentes la responsabilidad de la baja calidad educativa, sin ver que el problema fundamental es la pésima organización pedagógica del sistema educativo. Cuestiona de entrada el desempeño profesional de los maestros y amenaza su estabilidad laboral, sin considerar los demás factores relevantes: planes y programas educativos; sistema de evaluación del aprendizaje; formas de organización y gestión escolar; infraestructura, recursos y materiales didácticos; entorno escolar; vínculo escuela-comunidad; salud y nutrición de estudiantes y docentes; condiciones laborales y salariales; participación de estudiantes, docentes y padres de familia en las decisiones educativas fundamentales.
  6. Los maestros han sido objeto de políticas corporativistas, manipulación y corrupción de sus sindicatos.
  7. La llamada “autonomía de gestión” contemplada en la “Reforma Educativa” 2013, así como la distribución de las responsabilidades del gasto educativo en los gobiernos estatales y municipales, supone disminuir las obligaciones federales para dotar de los elementos idóneos para el aprendizaje y la enseñanza a todas las escuelas del país. Algo similar se hizo en Chile durante el gobierno de Pinochet con desastrosos resultados al generar una mayor desigualdad en las condiciones materiales de las escuelas y elevar progresivamente el costo económico directo para los estudiantes y sus padres.
  8. Más que “autonomía de gestión” se requiere “autonomía pedagógica” para que los docentes y directivos de cada escuela participen en el diseño de los planes de estudio y sean los que decidan de manera colegiada la mejor manera de formar a sus alumnos, en diálogo local, nacional e internacional con otras instituciones educativas.
  9. Es una paradoja pretender imponer una “reforma educativa” de manera despótica, sin recoger, integrar y consensuar conceptos educativos; sin contar con la participación de docentes y estudiantes en el proceso.
  10. La llamada “Reforma Educativa” 2013 no tiene como referencia a ninguno de los más importantes pedagogos y pensadores de la educación, ni se basa en ninguna filosofía educativa fundamentada.
  11. Una verdadera “reforma” o, mejor aún, un proyecto de transformación educativa  requiere un enfoque integral pedagógico, que conciba de una manera nueva el aprendizaje, la enseñanza y el papel social de la escuela; que no solamente modifique aspectos administrativos que redundan en el mismo paradigma que se ha venido aplicando en los últimos 30 años con resultados contraproducentes: crecimiento de la extensión de la pobreza; más desempleo; nivel muy elevado de población dedicada a la economía informal; emigración masiva hacia Estados Unidos; crecimiento exponencial de  índices de suicidio, sobre todo juvenil; aumento de la proporción de adictos a diversas drogas; involucramiento de más jóvenes en la violencia organizada, especialmente cárteles de narcotráfico; incremento elevado en los niveles de violencia social; graves deficiencias formativas en la capacitación y en la ética de muchos de quienes acreditan los diferentes ciclos escolares.
  12. Es necesario retomar los ideales educativos de José Vasconcelos y el Ateneo de la Juventud, de Paulo Freire, de Celestine Freinet y de otros grandes pensadores de la educación para generar nuevos modelos formativos que aprovechen los avances tecnológicos para construir escuelas diversas, orientadas al aprendizaje cooperativo y creador; dedicadas a detectar, impulsar, desarrollar y proyectar socialmente los talentos y vocaciones de estudiantes y docentes, de tal manera que las escuelas sean centros de acción social y de desarrollo técnico, tecnológico y cultural de las comunidades para el desarrollo sustentable local, regional, nacional y mundial
  13. Una verdadera transformación educativa nacional requiere modificar también la programación de radio y televisión para hacerla compatible con un nuevo proyecto formativo y cultural que retome lo mejor de nuestra historia y del pensamiento universal para la construcción de un país sin pobreza, justo, equitativo, solidario, libre, saludable, cuidadoso del ambiente y de los recursos naturales, realmente democrático.
  14. Por lo anterior, es comprensible y valorable que una gran cantidad de docentes protesten contra la “Reforma Educativa 2013” y la erróneamente pretendida “calidad educativa”, como lo hicieron antes contra la Alianza por la Calidad Educativa realizada por Elba Esther Gordillo y Felipe Calderón. El Consejo de Transformación Educativa saluda al movimiento magisterial y se solidariza con él, exhortando a todos los maestros a participar en las acciones de protesta con una actitud digna y ética al generar propuestas alternativas y evitar expresiones desesperadas o violentas, que solamente ofrezcan pseudo-argumentos a quienes parecen estar predispuestos a la “represión educativa”. 

México, D. F., a 13 de mayo de 2013

CONSEJO DE TRANSFORMACIÓN EDUCATIVA